Los chicos del coro - Christophe Barratier


Título: Los chicos del coro
Título original: Les choristes 
Director: Christophe Barratier
Intérpretes: Gérard Jugnot (Clément Mathieu), François Berléand (Rachin), Kad Merad (Chabert), Jean-Paul Bonnaire (Padre Maxence), Marie Bunel (Violette Morhange), Paul Chariéras (Regente), Carole Weiss (Condesa), Philippe Du Janerand (Señor Langlois), Erick Desmarestz (Doctor Dervaux), Jean-Baptiste Maunier (Pierre).
Guión: Christophe Barratier & Philippe Lopes-Curval
Música: Bruno Coulais & Christophe Barratier
Fotografía: Carlo Varini & Dominique Gentil
Productora: Galatée Films / Pathé Renn Productions / France 2 Cinéma / Novo Arturo Films
Género: Drama
Nacionalidad:
Francia
Año de realización:
2004
Estreno en Francia: 17 de marzo de 2004
Estreno en España: 3 de diciembre de 2004
Duración: 1 h. 35 min.

Sinopsis:

En 1949, Clément Mathieu (Gérard Jugnot), profesor de música en paro, empieza a trabajar como vigilante en un internado de reeducación de menores. Especialmente represivo, el sistema de educación del director Rachin (François Berléand) apenas logra mantener la autoridad sobre los alumnos difíciles. El mismo Mathieu siente una íntima rebeldía ante los métodos de Rachin y una mezcla de desconcierto y compasión por los chicos. En sus esfuerzos por acercarse a ellos, descubre que la música atrae poderosamente el interés de los alumnos y se entrega a la tarea de familiarizarlos con la magia del canto, al tiempo que va transformando sus vidas para siempre.


Trailer de Los chicos del coro:



Los chicos del coro es una de las muchas películas que tenía pendiente desde hace bastante tiempo y lo cierto es que las referencias que tenía de ella me han desconcertado bastante ya que esperaba una historia durísima y lo cierto es que no tiene nada que ver con lo que intuía podría ser.

La historia la hemos visto cientos de veces -no por muchas veces repetida, dejan de doler determinados actos o conductas. Mediados del siglo XX, un internado de niños con diversos problemas de adaptación, formas opuestas de entender la educación -mano dura vs. amabilidad y comprension-, niños "traviesos" que solo prentenden que se les tenga en cuenta...

Además de la historia, que no aburre,  técnicamente, es una película muy bien trabajada, la música -si no tienes aversion a la música coral- es un lujo para los sentidos, especialmente la voz del niño solista -reseñar que no son los propios actores los que cantan, sino componentes del coro “Les Petits Chanteurs de Saint Marc"

N es fácil dirigir niños y éstos lo hacen muy bien, ninguno sobreactua, interpretan lo que son sin esas estridencias tan habituales en este tipo de papeles en las que los niños pretenden ser demasiado protagonistas. A destacar también el trabajo de Gerard Jugnot que lleva el peso de la película, va transformando a los niños, se enfrenta al director... y todo lo hace como una parte más de su trabajo, sin darse demasiada importancia, sin pretender hacernos entender a los espectadores que es una especia de mago o salvador.

2 comentarios:

Manderly dijo...

Un historia tierna que merece la pena, aunque el tema de maestro/alumnos esté ya muy visto. Estupenda banda sonora. Merecel a pena!!
Saludos.

Tawaki dijo...

A mí me gustó mucho y la banda sonora es estupenda. Está muy bien hecha y consigue tratar un tema espinoso desde una perspectiva optimista. Muy recomendable.

Publicar un comentario

La razón de ser de este blog es vuestra opinión.
Muchas gracias por vuestros comentarios