Cronica del rey pasmado - Gonzalo Torrente Ballester

Título: Crónica del rey pasmado
Título original: Crónica del rey pasmado
Autor: Gonzalo Torrente Ballester
Editorial: Planeta

Género: Novela histórica
Nacionalidad: España
Año de publicación:
1989
ISBN: 9788467008609
176 págs.

Precio: 2,80 €


 
Sinopsis:
 
A comienzos del siglo XVII, al rey de España –casi un joven imberbe– se le antoja ver a su reina desnuda, y ante la oposición de la Iglesia y el Gobierno, que ven en ello oscuros designios para el futuro del Imperio, encuentra el apoyo de un noble y de un jesuita portugués que le ayudarán, con la anuencia de la reina, en su propósito. Con este argumento traza GTB una divertida estampa de la corte española, y ofrece como resultado un relato lleno de gracia y picaresca.

 

El rey -aunque en ningún momento aparece su nombre, se da por hecho que es Felipe IV- tras pasar la noche con una prostituta y verla desnuda, decide que también quiere ver a la reina desnuda, a partir de éste suceso, comienza la trama y tanto los que están a favor como los que están en contra comienzan a mover sus hilos para que ese deseo se haga o no realidad.
 

El gran Gonzalo Torrente Ballester, autor entre otras obras de la trilogía de Los gozos y las sombras y Filomento, a mi pesar, en Crónica del rey pasmado pergeñó hábilmente una socarrona historia ambientada en la España del siglo XVII.
 
A través de un lenguaje culto y refinado plagado de sentido del humor e ironía, el autor traza una parodia de la España del siglo XVII con su Inquisición, su iglesia, el pecado, la moral, nuestros gobernantes y sobre todo, aquellos que les rodean y su influencia para conseguir que todo se haga tal y como ellos desean.
 
Aunque ésta historia, ambientada tres siglos atrás, fue escrita por Torrente Ballester en 1989, bien podríamos trasladarla a la más reciente actualidad, cambiando los personajes de la obra por Juan Carlos I, Corina, Urdangarín y algunos trápalas que pululan alrededor de ellos. Pasa el tiempo, los avances en ciencia y tecnología son brutales, pero la variación del comportamiento y condición humanas son mínimas.
 
Además del lenguaje y el sentido del humor, lo más destacable de la novela es la elaboración de los personajes y todo cuanto sucede alrededor de ellos 
 
 
PERSONAJES DESTACADOS:
 

MARFISA
Prostituta con la que pasa la noche el rey y a quien ve desnuda por primera vez, es la desencadenante de toda la acción dentro de la obra. Señalada como la causante de "todos los males". Acaba escondiéndose en un convento tras ser buscada.
 
CONDE DE LA PEÑA ANDRADA Y PADRE ALMEIDA
 
Personajes peculares donde los alla. Están a favor de que el rey pueda ver a la reina desnuda.
 
PADRE VILLAESCUSA Y VALIDO
 
Son los máximos detractores de que el rey y la reina se puedan ver en la intimidad, especialmente el padre Villaescusa -con la iglesia hemos topado- que piensa que los pecados del rey influirán en el devenir de la nación y que todo se tornará en desastre


EL REY Y LA REINA
 
El rey, dado que el autor situa la acción en una época concreta, presuponemos que se trata de Felipe IV. La obra gira en torno a la decisión suya de ver desnuda a la reina.

Anna Karenina - Joe Wright

Título: Anna KareninaTítulo original: Anna Karenina
Director: Joe Wright
Intérpretes:  Keira Knightley (Anna Karenina), Jude Law (Alexei Karenin), Aaron Johnson (Vronsky), Kelly Macdonald (Dolly), Matthew Macfadyen (Oblonsky), Olivia Williams (condesa Vronsky), Alicia Vikander (Kitty), Domhnall Gleeson (Levin), Michelle Dockery (princesa Myagkaya), Emily Watson (condesa Lydia Ivanovna).
Guión: Tom Stoppard; basado en la novela de León Tolstói
Música: Dario Marianelli
Fotografía:  Seamus McGarvey
Productora: Gravier Productions / Mediapro / Medusa Film
Género: Drama romántico
Nacionalidad: Reino UnidoAño de realización: 2012
Estreno en España: 15 de marzo de 2013
Estreno en Reino Unido: 7 de septiembre de 2012

Duración:  2 h. 10 min.

Apta para todos los públicos


Sinopsis:

“Anna Karenina” (2012) es la nueva adaptación cinematográfica de la trágica novela de León Tolstoi que dirige Joe Wright. En la obra original, Anna Karenina (Keira Knightley) es una mujer de la alta sociedad rusa cuyo marido, Karenin (Jude Law), trabaja como funcionario. Oblonsky (Matthew Macfadyen), el hermano de la protagonista, le pide que le ayude a hacer las paces con su esposa Dolly (Kelly Macdonald), quien se entera de que le ha sido infiel. Curiosamente, durante el viaje de Anna para hablar con sus familiares, se encuentra con el conde Wronsky (Aaron Johnson), existiendo una gran química entre ellos.



Trailer Anna Karenina:




Tengo que reconocer que antes de ver la película, mi desconocimiento acerca de ésta obra era total. Ni he leído el libro de Tolstoi, ni he visto ninguna de las versiones anteriores que se han hecho de éste libro. Fui al cine con la única pero muy útil referencia que leí en el Blog de Manderly.
 
Desde el más absoluto desconocimiento, tras ver la película intuyo que el director Joe Wright ha hecho una versión un tanto particular de la obra original...lo cual no tiene porque ser negativo.
 
La película en sí me ha entretenido, sin más. La historia en sí me ha gustado, aunque considero que se le puede sacar mucho más partido. Su visión me ha dejado un sabor un tanto agridulce, ya que combina momentos magistrales -me ha gustado especialmente ese baile en el que todos se muestran inmóviles hasta que la pareja llega hasta donde están ellos- con otros que son verdaderas bufonadas.
 
No me voy a centrar mucho en los actores sin haberla visto en versión original, pero presiento que ninguno está ante el papel de su vida, personalmente a quien destacaría es a Jude Law y en cuanto a Keira Knightley como siempre, perfecta en su papel de Keira Knightley (en todos sus trabajos los mismos gestos) y en ocasiones consigue ser Anna Karenina.
 
Además de esos determinados momentos, destacar la originalidad del montaje y sobre todo -y ya por esto merece la pena pagar la entrada- la omnipresente música que acompaña el desarrollo de las historias.
 
Película para ver, si no has puesto demasiadas expectativas en ella