El señor de los anillos - Peter Jackson

Título: La comunidad del anillo
Título original:
The fellowship of the ring
Serie: El señor de los anillos
Director: Peter Jackson

Intérpretes: Elijah Wood (Frodo), Ian Mckellen (Gandalf), Liv Tyler (Arwen), Viggo Mortensen (Aragorn), Sean Astin (Sam), Cate Blanchett (Galadriel), John Rhys-Davies (Gimli), Billy Boyd (Pippin), Dominic Monaghan (Merry), Orlando Bloom (Legolas), Hugo Weaving (Elrond), Sean Bean (Boromir), Ian Holm (Bilbo), Andy Serkis (Sméagol)
Guión: Frances Walsh, Philippa Boyens, Peter Jackson
Música: Howard Shore, Enya
Productora: New Line Cinema
Género:
Fantasía, Aventuras
Nacionalidad:
EE.UU.
Año de realización:
2001
Duración: 2h. 58 min.

4 Oscar: Mejor Fotografía, Banda Sonora, Efectos Visuales, Maquillaje. 13 nominaciones

Sinopsis:

La Comunidad del Anillo comienza narrando la existencia de la creación de los Anillos de Poder. «Tres anillos para los Reyes elfos bajo el cielo. Siete para los Señores Enanos en palacios de piedra. Nueve para los Hombres Mortales condenados a morir. Uno para el Señor Oscuro, sobre el trono oscuro». Sauron, el Señor Oscuro, fue el creador de la mayor parte de ellos, y gracias a su ciencia se crearon también los Tres que conservaron los Elfos, si bien nunca los tocó o mancilló. Pero el resto de los anillos quedaron sojuzgados bajo el poder del Anillo Único, con el cual Sauron el Maia pretendía dominar la Tierra Media. Por medio de estos anillos Sauron corrompió a sus dueños, facilitando que sus ejércitos conquistaran la Tierra Media. Pero surgió la Última Alianza entre Hombres y elfos derrotando a las tropas del malvado Sauron. Es en el asedio final a la Torre Oscura, en Mordor, cuando Sauron pierde el Anillo a manos del hijo del Rey de Gondor, Isildur. Él pudo destruir el Anillo, arrojándolo al Monte del Destino, pero antes de hacerlo cambió de idea, y decidió conservarlo para sí. En realidad, se plantea que el Anillo tiene una voluntad propia y puede corromper a su dueño. Isildur fue asesinado por Orcos junto a un río, y el Anillo se perdió en el fondo del mismo, hasta que una criatura Gollum lo encontró 2500 años más tarde, y se lo llevó a lo profundo de una montaña. Pero finalmente el Anillo lo abandonó para ser encontrado (aparentemente no era esta la "intención" del Anillo) por Bilbo Bolsón, de la Comarca, un Hobbit que se dirigía a la Montaña Solitaria, tal como se narra en la novela El hobbit, publicado anteriormente a El Señor de los Anillos.

Bilbo conservó el Anillo por casi 60 años, sin saber su auténtica naturaleza, y pensando en él como un mero objeto curioso que le permite volverse invisible al usarlo. Además, aunque el no lo sabía, el Anillo le brindó una extraña longevidad. Durante el festejo de su cumpleaños Nº 111, Gandalf el Gris presiona a Bilbo para que abandone el Anillo, y ante la extraña y agresiva actitud de Bilbo, comienza a sospechar acerca de la verdadera naturaleza del Anillo. Gandalf convence a Bilbo de entregar el Anillo a su sobrino preferido (y protagonista de la historia) Frodo, y posteriormente Gandalf aconseja a Frodo tener cuidado y guardar y mantener en secreto el Anillo mientras él viaja a Minas Tirith a investigar.

Gandalf pasó unos años investigando, y descubrió que el Anillo debía ser nada menos que el Anillo de Sauron. Regresó a la Comarca y envió a Frodo y Samsagaz Gamyi (a quien luego se le suman Meriadoc Brandigamo y Peregrin Tuk) a un viaje fuera de los límites de la Comarca para evitar que el Anillo sea encontrado por los enemigos. A ésta instancia de la película se adivina que Frodo tendrá que destruir al Anillo. frodo se dirige hacia Bree mientras Gandalf a toda prisa se dirige hacia Isengard, para consultar al jefe de su orden (Los Istari) Saruman. Frodo llega a Bree con sus compañeros y descubre que Gandalf no ha llegado aun, más tarde se revelará que Saruman lo traicionó y lo aprisionó en su torre, pero Gandalf consigue escapar con la ayuda de Gwaihir aunque en la película no se revela su nombre ni el hecho de que era un viejo amigo de Gandalf) el Señor de las Águilas. En Bree Frodo y sus compañeros conocen a Aragorn, Heredero legitimo del reino Humano de Gondor, pero que se presenta ante ellos como un montaraz Dúnadan llamado Trancos. Con su ayuda evadieron a los espectros del anillo o Nazgûls y continuaron su viaje hasta Rivendel. Tras muchas peripecias y que Frodo fuera atacado por un Nazgûl, lo que casi le causa la muerte o algo peor, logran llegar a Rivendel donde Gandalf el Gris los estaba esperando y gracias a la magia de Elrond, Señor de Imladris, Frodo se cura (aunque no totalmente) del veneno de la hoja del Nazgûl que lo atacó.

En Rivendel tuvo también lugar el Concilio de Elrond,donde se reunieron representantes de las razas y pueblos de la Tierra Media, en el cual se decidió que el Anillo debía ser destruido, aunque hacerlo implicara aventurarse en lo profundo de Mordor hasta el Monte del Destino para arrojarlo en sus fuegos, la única forma en que podría destruirse. Frodo asumió la misión, y prometieron acompañarlo el mago Gandalf, el heredero al trono Aragorn, el elfo Legolas, el enano Gimli, el Capitán de Gondor Boromir y los hobbits Sam, Merry y Pippin. Juntos, fueron formaron la Comunidad del Anillo.

Parte del viaje implicaba cruzar una cordillera, pero al no poder hacerlo debido a los hechizos de Saruman intentaron pasar por las Minas de Moria, hogar del primo de Gimli. Al final lo lograron pero a un alto costo: Gandalf se enfrentó a un Balrog, y fue arrastrado a lo profundo de un abismo.

Después pasaron por el bosque de Lothlórien, en donde la dama del bosque Galadriel les dio regalos a cada uno y les permitió quedarse en su palacio.

Siguieron parte de su recorrido en bote, pero en una de sus paradas fueron atacados por orcos Uruk-Hai de Isengard, enviados a capturar a Frodo, aunque para no dar detalles que pudieran motivar una traición, sólo les dijo que le llevaran a todos los hobbits "vivos e intactos",con el motivo de una supuesta arma de guerra élfica que estos poseían y que mataran al resto.

Frodo había sido atacado por Boromir quien fue corrompido por el anillo, y decidió que lo mejor era seguir su viaje solo gracias a un pequeño aliento de Aragorn. Mientras intentaba huir y los orcos atacaban, Merry y Pippin llamaron su atención para que Frodo pudiera alejarse. Los Orcos se los llevaron, luego de matar a Boromir que intentó salvarlos. Aragorn, Legolas y Gimli partieron en su persecución. Frodo se fue en uno de los botes, pero Sam lo sorprendió al irse, y le insistió para que lo dejara acompañarlo.


Trailer de La comunidad del anillo:




Título: Las dos torres
Título original:
The two towers
Serie: El señor de los anillos
Director: Peter Jackson
Intérpretes: Elijah Wood (Frodo), Ian Mckellen (Gandalf), , Viggo Mortensen (Aragorn), Sean Astin (Sam), Cate Blanchett (Galadriel), John Rhys-Davies (Gimli), Billy Boyd (Pippin), Dominic Monaghan (Merry), Orlando Bloom (Legolas), Hugo Weaving (Elrond), Sean Bean (Boromir), Liv Tyler (Arwen), Miranda Otto (Éowyn), Brad Dourif (Gríma), Andy Serkis (Sméagol), Christopher Lee (Saruman)
Guión: Frances Walsh, Philippa Boyens, Stephen Sinclair, Peter Jackson
Música: Howard Shore, Enya
Productora: New Line Cinema
Género: Fantasía, Aventuras
Nacionalidad: EE.UU.
Año de realización: 2001
Duración: 2h. 58 min.

2 Oscars: mejores efectos sonoros y mejores efectos visuales

Sinopsis:

Tras internarse en Emyn Muil, Frodo Bolsón y Sam Gamyi se encuentran con la criatura Gollum, que intenta quitarles el Anillo por la fuerza pero, al verse vencido, promete a los hobbits guiarlos hasta Mordor. Tras sacarlos de Emyn Muil y atravesar la Ciénaga de los Muertos, llegan al Morannon, la Puerta Negra de Mordor. No obstante, la gran protección que tiene les imposibilita entrar por ahí y Gollum les propone tomar el camino secreto de Cirith Ungol. Durante el viaje, se encuentran con una tropa de avanzada de Gondor, dirigida por Faramir, hijo del senescal de Gondor y hermano de Boromir, quien los toma prisioneros y descubre que portan el Anillo Único. Faramir decide llevarlos ante su padre pero, a su paso por la derruida ciudad de Osgiliath, los soldados gondorianos se encuentran combatiendo a las fuerzas de Sauron, conducidas por algunos Nazgûl. Al darse cuenta del maligno poder del Anillo sobre Frodo, al que casi captura uno de los Nazgûl, Faramir decide liberarlos para que completen su misión. Saruman reunió un gran ejército de Dunledinos y Uruk-hai en las Puertas de Isengard. Mobiliza a sus ejercitos y lanza un ataque contra los Vados del Isen asesinando a Théodred, el único hijo del rey Theoden. Consigue infiltrarse en la corte del rey Théoden de Rohan por intermedio del consejero Gríma Lengua de Serpiente, que lo sumerge en un estado de inacción total. facilitando asi la extension de la sombra de Sauron sobre Rohan. Mientras tanto, los uruk-hai que llevan prisioneros a Merry .Brandigamo y Pippin Tuk son abatidos por los jinetes de Rohan exiliados y los hobbits consiguen escapar de la batalla, internándose en el bosque de Fangorn. Aragorn, Legolas y Gimli, que habían ido tras ellos, se encuentran con los restos de la batalla y siguen las huellas de sus amigos hasta el interior del bosque. En él, se reencuentran con Gandalf, al que creían muerto tras su caída por el puente de Moria, y una vez les informa de que ha dejado a Merry y Pippin en buenas manos, se dirigen juntos a Edoras, capital de Rohan, para hablar con el rey Théoden. Sin embargo, éste se encuentra hechizado por Saruman gracias a la ayuda del consejero del rey, Gríma, que trabaja en secreto para Saruman. Bajo su influjo, desterró a su sobrino Éomer tras la muerte de Théodred, su hijo y heredero al trono. Gandalf logra liberarle y Théoden decide refugiar a su pueblo en la fortaleza del Abismo de Helm, con el fin de no arriesgarse a un conflicto abierto con Isengard en Edoras.

Saruman envía a un ejército gigantesco de uruk-hai a destruir el Abismo de Helm, mientras Gandalf va en busca de los rohirrim exiliados para la batalla. El elfo Haldir, del bosque de Lothlórien, acude con un pequeño ejército de galadhrim en ayuda de Rohan. A mediodía del 3 de marzo llegan Théoden,Éomer,Aragorn,Legolas y Gimli al mando de un millar de Jinetes provenientes de Edoras.

Tras un intercambio de flechas en la empalizada de Helm, los atacantes cubrieronen la explanada del Muro del Bajo. A media noche, atacaron la Puerta de Helm con unos arietes. La puerta empezó a ceder, pero Aragorn,Gimli y Éomer salieron de un portón en el muro de la fortaleza y mataron a unos cuantos enemigos. Entonces , los atacantes lanzaron escalas para subir al Muro del Bajo, aunque son rechazados. Unos Uruks penetran al muro por el canal del Arroyo del Bajo, pero Gimli,Gamelin y unos cuantos guerreros los mataron y taparon la abertura con piedras, pero más tarde, una mina estalló y provocó que las paredes se derrumbaran. Muchos Uruks entraron en el Abismo de Helm y los defensores se retiraron, atrincherándose en Aglarond y en Cuernavilla.

Al alba sonó el cuerno de Helm, y Aragorn y Théoden lanzaron una ofensiva, saliendo con varios Jinetes por la puerta. Al llegar al Valle del Bajo, se dan cuenta de que está lleno de Ucornos que ha mandado Bárbol. En ese momento, apareció el ejército de Erkebrand, con Gandalf y mil Rohirrim del Folde Oeste. Con la inminente victoria, los Uruks huyeron al bosque de Ucornos, donde fueron aplastados. En cambio, los Dunledinos se rindieron y abandonaron las armas.


Mientras tanto, Pippin y Merry, que habían sido confiados por Gandalf al ent Bárbol, acuden junto con él a un concilio entre varios miembros de su raza en el que estos decidirían que hacer respecto a la guerra. Tras largo tiempo dialogando, decidieron que no era asunto suyo. No obstante, cuando Bárbol llevaba a los hobbits fuera del bosque, descubrió que Saruman había talado muchos árboles y con su grito atrajo de nuevo a todos los ents, que marcharon hacia Isengard. Bárbol y unos pocos ents se dirigieron, cautelosamente, hasta la vista de las puertas del Valle. Allí vieron como un imponente ejército de Orcos, Medio-orcos y Dunledinos salían del Valle con dirección al Abismo de Helm. Saruman, confiado en la victoria sobre los Rohirrim había dejado Isengard con muy pocas fuerzas en su interior. Merry creyó ver que los ucornos se movilizaron, sigilosamente, detrás de los ejército de Saruman.

Una vez que los enemigos se alejaron, Bárbol fue hasta las puertas que guardaban el valle fortificado y, golpeándolas fuertemente llamó al Mago Blanco, solicitándole que se rindiera. Por supuesto no sólo no recibió respuesta, sino que fue atravezado por algunas flechas, que no le causaron daño alguno, pero sí "(...)empezó a entrar en calor, a sentir "prisa", como diría él. Emitió un prolongado hum-hom y unos doce ents acudieron a grandes trancos." (ESDLA. Libro III. Cap 9). Al llegar estos y junto al Decano de los Ents empezaron a destruir las puertas, triturando y corroyendo la madera y las piedras de la muralla con sus manos y pies. Cinco minutos después, no solo las Grandes Puertas sino muchas partes de la Muralla, fueron destruidas por los Ents.

Comenzó pues, pasada la media noche, el ataque contra la fortaleza de Saruman. Un ejército de ucornos rodeaba Isengard (aparte de los que habían ido a Cuernavilla) y no dejaron salir a ningún orco con vida. Mientras tanto los Ents destruyeron toda la muralla del lado sur. Saruman quiso escapar, había bajado para ver la partida de su ejército y cuando vio a los Ents, pretendió escabullirse en la confusión. Pero fue detectado por Ramaviva que se lanzó a perseguirlo y estuvo a punto de lograrlo, si el Mago no se hubiera escondido justo detrás de la puerta de la Torre Dentada, cerrándola con rapidez.

Una vez a salvo, Saruman puso a funcionar sus diabólicas máquinas y el fuego empezó a brotar por todos lados. El Ent Hayala fue quemado por completo. Esto enloqueció al resto que corrieron enfurecidos todos alrededor de Orthanc "(...)despedazando las columnas, arrojando avalanchas de piedras a los fosos, lanzando al aire enormes bloques de roca como si fuesen hojas..." (Ibidem) La mampostería y los pilares de hierro que la sostenían volaban por el aire y chocaban contra las ventanas de la Torre, pero la dura roca con que estaba hecha no cedía. Bárbol, temiendo por los suyos, que se lastimaban contra Orthanc, con una orden los frenó. Silenciosos y fríos, después de esto, algunos se diseminaron por el valle y otros fueron al norte, dejando sólo una guardia, frente a la Torre.

Durante todo el día 3 de marzo, no se sintió ni pasó nada, pero por la tarde, Merry y Pippin observaron que un "bosque" de ucornos custodiaba la parte septentrional del Valle; y oyeron ruidos extraños. Los Ents habían estado taponando y embalsando el río Isen y los arroyos que desembocaban en él. A la noche soltaron los diques y las aguas del río inundaron el valle, a través de un hueco en la muralla Norte; en un aluvión estruendoso y poderoso. Los Fuegos de Isengard se apagaron y todas las cuevas y construcciones se anegaron con un agua nauseabunda; el vapor cubrió todo el Valle del Mago. A la tarde del día siguiente los Ents devolvieron al río a su cauce natural.


Trailer de Las dos torres:


Título: El retorno del rey
Título original:
The return of the King
Serie: El señor de los anillos
Director: Peter Jackson

Intérpretes: Elijah Wood (Frodo), Ian Mckellen (Gandalf), Viggo Mortensen (Aragorn), Sean Astin (Sam), Liv Tyler (Arwen), Cate Blanchett (Galadriel), John Rhys-Davies (Gimli), Billy Boyd (Pippin), Dominic Monaghan (Merry), Orlando Bloom (Legolas), Hugo Weaving (Elrond), Ian Holm (Bilbo), Andy Serkis (Sméagol)
Guión: Frances Walsh, Philippa Boyens, Peter Jackson
Música: Howard Shore
Productora: New Line Cinema
Género:
Fantasía, Aventuras
Nacionalidad:
EE.UU.
Año de realización:
2003
Duración: 3h. 11 min.

11 Oscar, entre ellos mejor película y mejor director

Sinopsis:

La historia comienza con un recuerdo de cómo el hobbit Smeagol llegó a poseer el Anillo de Poder, matando a su amigo Déagol quien lo había encontrado en el fondo de un río (donde cayó muchos años antes, como se vio en la primer película, cuando unos orcos asesinaron a Isildur, quien había matado a Sauron y había conservado el Anillo). A partir de entonces continúa el relato en donde se dejó mientras Gollum lleva a Frodo y Sam a través de la entrada cercana a Minas Morgul, en donde ven a sus ejércitos partir a la guerra.

Luego de la victoria en la Batalla del Abismo de Helm, una compañía de soldados de Rohan, junto a Gandalf, Aragorn, Legolas, Gimli, Théoden y Éomer se dirigió hacia Isengard, la ciudadela de Saruman desde la que había partido el ataque. La encontraron completamente destruida por los Ents, y volvieron a reencontrarseCuando Gandalf y los demás señores victoriosos fueron a Isengard a parlamentar, Saruman intenta dañarlos con su voz, pero no lo logra. Gandalf el Blanco promete su perdón si le da información sobre Sauron y su vara de mago hasta que sea digno de volver a portarla, a lo que Saruman se niega, haciendo que Gandalf lo expulse de la Orden de los Istari y con un mandato quiebre su vara, confiándole a Bárbol su vigilancia.

Con Merry y Pippin, entre las ruinas de la ciudad, Pippin encontró el palantir de Saruman, que Gandalf rápidamente tomó bajo su custodia ( Despues de las celebraciones de la victoria, Pippin tuvo gran curiosidad por ver de nuevo la piedra, y se la quitó a Gandalf mientras dormía. Vio en ella el ojo de Sauron, quien intentó obtener información de él, aunque Gandalf logró intervenir rápidamente, sin que Pippin revelara nada sustancial. Pippin, en cambio, sí llegó a ver algo importante: un árbol blanco. El mago entendió que se trataba del Árbol Blanco de Minas Tirith, lo cual quería decir que Sauron planeaba atacar Minas Tirith. Gandalf partió inmediatamente a advertirles, y se llevó también a Pippin para protegerlo en la ciudad. Pero al llegar se encontraron al Senescal Denethor apenado por la muerte de su hijo preferido, Boromir, y completamente indiferente a todo lo demás. Sintiéndose en parte responsable, ya que Boromir murió defendiéndolo, Pippin ofrece sus servicios a Denethor como soldado.

Las fuerzas de Rohan se toman unos días para reunir a sus jinetes, para luego partir hacia Minas Tirith. Aragorn recibe una visita de Elrond: su hija Arwen vio en un futuro que podría tener hijos con Aragorn y eso la decidió a quedarse en la Tierra Media, por lo que Elrond brindó su ayuda en la guerra reforjando la gran espada Narsil que había derrotado a Sauron en su momento. Con esta espada, Aragorn, Legolas y Gimli abandonan al resto del ejército de Rohan y se adentran en una caverna en donde mora el ejército de los muertos. Estos fantasmas habían prometido ayuda a Isildur pero no se la brindaron, por lo que tras su victoria sobre Sauron los maldijo para que, aún después de muertos, no tuvieran paz. Sólo si un día pagaban su deuda podrían hacerlo. Aragorn reclamó su ayuda, prometiendo como Rey de Gondor que daría su deuda por cumplida.

Gollum, por su parte, logró hacer que Frodo desconfíe de Sam y lo aparte de su viaje, justo cuando lo hizo entrar al antro de Ella-Laraña. Aún así, logró liberarse y atacar a Gollum. Gollum aseguró ser inocente, que el Anillo lo obligaba a hacer lo que hizo, y Frodo le dijo entonces finalmente para qué iba a Mordor: para destruirlo. Gollum volvió a atacar, pero cayó por un barranco. Ella-Laraña atrapó a Frodo luego de eso, pero fue ahuyentada por Sam. Sam creyó que Frodo estaba muerto por el veneno que le inyectaron y le quitó el anillo para continuar la misión, pero entonces llegaron unos orcos. Sam se escondió, y los orcos encontraron y se llevaron el cuerpo de Frodo, que comentaron que no estaba muerto sino sólo inconsciente por varias horas. Sam se infiltró en su fortaleza y lo liberó, y continuaron su viaje disfrazados de orcos.

Denethor envió a su hijo Faramir en una misión destinada al fracaso, para que recupere un bastión de Minas Tirith, Osgiliath, conquistado por los orcos. Su grupo apenas regresó con vida, y Denethor enloqueció. Mientras el grueso de las fuerzas de Mordor avanzaban sobre la ciudad, Denethor fue junto a su hijo a quemarse vivo en una pira. Gandalf logró retirar de la hoguera a Faramir, que aún estaba vivo, pero Denethor se incineró.

Las fuerzas de Mordor apenas si podían ser contenidas, y con el gran ariete Grond tiraron abajo las puertas de la ciudad. Cuando ya su victoria parecía cercana, aparecieron en el horizonte los jinetes de Rohan, que volvieron a emparejar la situación. Luego Mordor tuvo poderosos refuerzos: un ejército de sureños (Haradrim) con elefantes de guerra, y con mucho esfuerzo se libraron de algunos.

Entonces aparecen también varios barcos piratas que Mordor esperaba, pero para sorpresa de los orcos, de esos barcos bajaron Aragorn, Legolas y Gimli, que los habían tomado al abordaje. Con ellos venía el ejército de los muertos, que limpió los campos de Pelenor por completo: todas las clases de criaturas que Mordor había llevado a la guerra eran pulverizadas en segundos.

Sin embargo, antes de su llegada Theoden cayó de su caballo, mortalmente herido, y el rey de los Nazgul se preparaba para acabar con él. Eowyn lo retó, y el Nazgul aseguró que ningún hombre podría matarlo. Luego de que Merry clavara un puñal en la espalda al Nazgul, Eowyn se quitó el casco, revelando que no era un hombre sino una mujer, y con su espada acabó con él.

Al terminar la batalla, el rey de los muertos reclamó a Aragorn cumplir su promesa de liberarlos. Gimli aconsejó no hacerlo, Mordor aún era un peligro y ellos eran muy útiles, pero Aragorn cumplió su promesa y consideró pagada su deuda. Los espectros desaparecieron.

Gandalf aseguró, durante una deliberación, que resistir los ataques era inútil, ya que Mordor era mucho más poderoso y finalmente prevalecería. Su única esperanza era que Frodo tuviera éxito en destruir el Anillo. La única forma en que podían ayudarlo era marchando hacia la Puerta Negra, para mantener la atención de Sauron enfocada en ellos, y distraído ante la presencia de Frodo y el Anillo en su propio territorio. Todos los sobrevivientes marcharon a la Puerta Negra, y un mar de enemigos los rodeó.

Frodo y Sam llegaron finalmente al Monte del Destino, con Gollum acosándolos todo el tiempo. Pero, una vez junto al borde por donde Frodo podría tirar el anillo al fuego y destruirlo, finalmente sucumbió ante su poder y lo reclamó para sí mismo. Gollum entró entonces y, aunque Frodo era invisible, se le tiró encima y le mordió el dedo hasta sacarle el anillo. Entre ambos se lo disputaron al borde del abismo, y cayeron por él. Frodo se pudo agarrar del borde, pero Gollum y el Anillo cayeron a las llamas y fueron destruidos. La torre de Sauron se vino abajo, el gran ojo explotó, Mordor se hundió en el suelo y todos los orcos huyeron.

Gandalf rescató a Frodo y Sam de Orodruin(Monte del Destino)montando en el lomo de Gwúaihir, el Señor de los Vientos, y los hobbits recibieron honores en Gondor durante la coronación de Aragorn como rey. Luego volvieron a la Comarca, donde Sam se casó con Rosita. Frodo escribió sus memorias, y finalmente se embarcó a las Tierras Imperecederas junto a Bilbo, Gandalf, Elrond, Galadriel y los elfos restantes.


Trailer de El retorno del rey





Supongo que a más de uno de los que de vez en cuando os pasais por aquí, os sorprenderá si digo que no había vista la trilogía completa de El señor de los anillos hasta hace un par de semanas. En su momento vi La comunidad del anillo y Las dos torres y aunque ambas películas me gustaron mucho, no había visto El retorno del rey.

Hace unas semanas decidí ver la trilogía completa -en varios días- y aunque el género fantástico no es de los que goza entre mis preferencias, esta trilogía de El señor de los anillos es espectacular y pese a la larga duración de las películas, se hacen amenas y para nada aburridas.

Dicen que segundas partes nunca fueron buenas, pero en este caso, tanto la segunda como la tercera parte son tan entretenidas y están tan bien hechas como la primera, los once Oscar que en su día se llevó El retorno del rey, fueron un magnífico colofón a una gran trilogía del cine. Imprescindible por si todavía queda gente que aún no las ha visto.

8 comentarios:

Henry dijo...

simplemente genial j.r.r.tolkien

Manuel de la Rosa -tuccitano- dijo...

llegó el friki de los anillos... hace mucho tiempo que lei el libro... y sinceramente los que veais estas películas es necesario haberlo leido antes...dicen que la imagen es la mejor palabra...pero no es el caso... y aún siendo maravillosa la serie... si lo lees es mucho mejor.

De las tres me encantó la segunda...

Ayyyy...como me gustó este post...

prepara uno sobre STAR WARDS..MI MEJOR SERIE.. saludos

Antero dijo...

pues tendré que leerlos Manuel. Lo de Star Wars queda prometido, aunque dame tiempo porque primero tendré que verlas, que solo he visto las tres primeras y hace bastante tiempo. Tengo en casa las seis, y probablemente el mes que viene haga como con esta trilogía, verlas todas en un espacio de tiempo corto.

orejonkz dijo...

Hola Antero.
Precisamente estoy acabando de leerme el tercero de la trilogía que los tenía pendientes y ya estoy deseando de volverme a ver la trilogía con los libros fresquitos, aunque esta vez me la vere con las versiones extendidas.

Si te pones con los libros, lo que te recomiendo, te diría que empieces con "El Hobit", ya que en la trilogía se hacen algunas referencias a este, aunque no sea imprescindible. También está igual de bueno.

Seguro que cuando estrenen la película de El Hobit, unos meses antes vuelven a sacar algun pack especial de la trilogía.

Buen post, me encanta la ficción y la fantasía.

Nos vemos.

Amatista dijo...

Las peliculas son muy buenas, yo personalmente vi la primera, la comunidad del anillo el año que se estreno, y me quede con un hambre terrible de saber la continuacion, como no me pude aguantar las ganas, al poco tiempo me compre la trilogia escrita, las novelas de Tolkien, el autor original de la misma.

Pero los libros son aun mejores, las peliculas como era de esperar por una cuestion de adaptacion son diferente, pero muy buenas.

Tambien aparte esta el libro del Hobit, que si bien no esta, en las pelis, ya que en estas solo se hace una breve mencion al respecto, es todo un libro aparte del cual surge la historia.

Y no hay que dejar de lado el Silmarillion, que aunque es mas bien un comprendio de leyendas sobre toda la trilogia, es muy rica...leyendo este libro uno llega a comprender todos los espacios en blanco que dejan los otros libros.

De donde, como y porque surgen los personajes y las situaciones que son raices de las otras historias.

Saludos!!!

fernando dijo...

Ni he visto las películas ni he leído los libros. Raro, sí, pero así es. Un abrazo.

Tawaki dijo...

Sólo he visto la segunda, aunque me gustaría hacer como tú y ver las tres, una detrás de otra, pero con calma.

Los libros me gustaron mucho.

Un abrazo.

Angélica dijo...

Hola Antero, pasando a saludar. Gracias por este post tan maravilloso, para mí son sencilamente espectaculares tanto los libros, que afortunadamente leí antes de las películas, como ellas mismas. Considero que después de Ben-Hur, Cleopatra y Los 10 Mandamientos estas han sido las mejores adaptaciones cinematográficas, sinceramente mi trilogía preferida. Pasa por mi blog académico "Expresando mi Sentir" hay premios para ti. Un abrazo enorme.

PD: Como siempre ha sido una gran sorpresa el visitarte!!!

Publicar un comentario

La razón de ser de este blog es vuestra opinión.
Muchas gracias por vuestros comentarios