Casadas, monjas, rameras y brujas - Manuel Fernández Álvarez

Título: Casadas, monjas, rameras y brujas: la olvidada historia de la mujer española en el Renacimiento
Autor: Manuel Fernández Álvarez
Editorial: Espasa Calpe
Colección: Espasa Forum
Materia: Historia, Renacimiento, Mujer
Año de publicación: 2002
Precio: 23,90 €
ISBN: ISBN 84-670-0266-2
320 págs.

Sinopsis:

La mujer española del Renacimiento tenía diferente consideración moral en función de su estatus social. Pero tanto la criada, sujeta al acoso moral y físico de los hombres de la casa, como la casada, considerada el puntal del hogar conyugal, reflejan en sus vidas -o desde las sombras que los hombres proyectaban sobre ellas-, los valores de una sociedad que despertaba al cambio de los tiempos.

Compendio de retratos de los distintos tipos de mujeres que coexistieron en una época de la que el autor es especialista: el Renacimiento, los siglos XV y XVI y especialmente este último. Distintos grupos sociales que determinaron la formación de la sociedad del momento y, en cierta medida, de la actual.

Imprescindible para acercarse a la realidad de la España del siglo XVI.

Hasta hace bien poco, los relatos de historia marginaban por completo a la mujer, como si ese pasado fuera obra exclusiva de los hombres, salvo en aquellos contados casos en que el protagonismo de la mujer era tan notorio que no podía dejarse de lado: tal era el de Isabel la Católica, tal el de Santa Teresa, tal el de la princesa de Éboli. Pero por lo demás, la mujer quedaba en la sombra, como si no hubiera existido. Manuel Fernández Álvarez saca ahora a la mujer española del Renacimiento de ese olvido. Ha querido verla en su vivir cotidiano, en los distintos papeles que le había tocado asumir, lo mismo los más honorables, como el de esposa o el de monja, como en aquellos otros más oscuros y dudosos, bordeando el desprecio social, cuando no al margen de la ley. Así van desfilando en la obra aquellas otras pobres mujeres marginadas, ya por la pobreza, ya por la raza, ya por su profesión: madres solteras, criadas, esclavas, conversas, moriscas y gitanas, e incluso las rameras y, por supuesto, las malditas, las más temidas y aborrecidas: las mismas brujas.

Esta nueva obra del autor de Juana la Loca es fruto de muchas lecturas y reflexiones sobre libros y documentos de la época, expuestas con su estilo claro y sencillo, pero también con la amenidad que merece el lector y que ya es una norma bien conocida de su buen quehacer literario e historiográfico.

Sin hacer mucho ruido, el pasado 19 de abril, fallecía, a los 88 años de edad. el historiador Manuel Fernández Álvarez. Éste catedrático de Historia Moderna de la universidad de Salamanca, miembro a su vez de la Real Academia de la Historia desde 1987 y Premio Nacional de Historia de España en 1985, dedicó más de 50 años al estudio del siglo XVI, fruto del cual es el resultado de obras como Carlos V, el césar y el hombre; Cervantes visto por un historiador; o ésta que rescato en la reseña de hoy llamada Casadas, monjas, rameras y brujas.

A pesar de tener un título un tanto aparatoso, es el subtítulo el que clarifica realmente de lo que trata el libro, la historia de la mujer española en el renacimiento, fundamentalmente en el siglo XVI. Tras una introducción un tanto árida, aunque necesaria, Manuel Fernández Álvarez nos cuenta de una manera ampliamente documentada, como era la vida de la mujer española hace unos 500 años, cuyo destino era prácticamente haber nacido para casarse, ser monja, dedicarse a "satisfacer" a otros hombres o ejercer de bruja. Dentro de estos status hay otra serie de situaciones que el autor describe de forma magnífica y amena.

Un libro muy recomendable para todas aquellas personas a las que les guste la historia y dentro de ella, la de la mujer. Pese a lo que podamos pensar, algunas de las situaciones que se describen aquí han sido vividas en nuestro país hace poco más de medio siglo y algunos de estos casos, todavía se siguen dando

0 comentarios:

Publicar un comentario

La razón de ser de este blog es vuestra opinión.
Muchas gracias por vuestros comentarios