El boligrafo de gel verde - Eloy Moreno

Título: El bolígrafo de gel verde
Autora: Eloy Moreno
Editorial: Espasa
Género: Narrativa
Año de publicación: 2010
ISBN:
9788467035919
Precio: 16,90 €

315 págs.
Sinopsis:

Un joven casado y con un hijo, con un trabajo estable y una existencia aparentemente feliz, ve cómo su vida toma unos derroteros que no esperaba a causa de un descubrimiento insignificante: la desaparición de un bolígrafo de gel verde. A partir de ese momento inicia una reflexión sobre su vida y la de sus conocidos de insospechadas consecuencias.

Superficies de vida: Casa: 89 m2
Ascensor: 3 m2
Garaje: 8 m2
Empresa: la sala, unos 80 m2
Restaurante: 50 m2
Cafetería: 30 m2
Casa de sus padres: 90 m2
Casa de mis padres: 95 m2
Total: 445 m2
¿Puede alguien vivir en 445 m2 durante el resto de su vida? Seguramente sí, seguramente usted conozca a mucha gente así. Personas que se desplazan por una celda sin estar presas; que se levantan cada día sabiendo que todo va a ser igual que ayer, igual que mañana; personas que a pesar de estar vivas se sienten muertas.
Esta es la historia de un hombre que fue capaz de hacer realidad lo que cada noche imaginaba bajo las sábanas: empezarlo todo de nuevo. Lo hizo, pero pagó un precio demasiado alto.
Pero si de verdad usted quiere saber cuál es el argumento de esta novela, mire su muñeca izquierda; ahí está todo.
El bolígrafo de gel verde es una de las sensaciones de la temporada, gracias osbre todo al gran respaldo que está obteniendo por sus lectotres, una vez más, estamos ante un claro ejemplo de que el boca a boca es fundamental en el mundo de la lectura.

La historia es muy básica y por eso funciona, Eloy Moreno tiene muy claro en todo momento qué es lo que nos quiere transmitir y cómo transmitirlo, pues estamos ante uno de esos libros adictivos que una vez que comienzas a leerlo, o no paras o cuando lo haces están pensando en cuando podrás tener otro momento para continuar con él.
Un motivo más para recomendar este libro, es que, al contrario de lo que sucede en muchos de los best sellers actuales, que están llenos de páginas y párrafos innecesarios, su autor va directamente al grano y escribe la historia en poco más de 300 páginas, lo cual es de agradecer.

El triunfo de este Eloy Moreno ha sido escribir sobre lo cotidiano, lo que vivimos muchos de nosotros, una rutina y una monotonía de la que no siempre somos conscientes, sin poder evitarlo, nos sucede como a Bill Murray en Atrapado en el tiempo, un día tras otro vivimos El día de la marmota, nuestro trabajo es rutina, nuestra vida en pareja y familia es rutina y hasta nuestras vacaciones y eso que consideramos nuestros momentos, son pura rutina. Pero lo cierto es que aunque pensemos que llevamos cientos de cosas cargando sobre nuestras espaldas, que ya es imposible cambiar, a veces es necesario hacer las cosas de otra manera e incluso romper con todo.

Otro de los elementos que hacen que este libro sea especial ha sido el empeño por parte del autor para llegar al público, lo de éste hombre es creer en sus posibilidades y poner todo el empeño del mundo en ello, por eso, además de por haber escrito una buena historia, le ha ido tan bien.
La obra comenzó siendo autoeditada por el propio autor, que se empeñó presentarla de librería en librería, de "darle el peñazo con el libro" a todo el que se encontraba, su madre siempre llevaba un ejemplar en el bolso para cuando iba a comprar a la pescadería, mostrárselo a todo aquel que la quiera escuchar...hasta que una editorial se interesó por la obra y fue publicada.

En el apartado personal puedo dar fe de ello pues si conozco esta obra fue gracias al propio autor. En octubre de 2010 recibí un correo muy simpático en la dirección electrónica de la biblioteca de Eloy Moreno en el que me hablaba de su libro y de que próximamente iba a ser editado a nivel nacional. Son varios los correos que me llegan pidiendo la incorporación de fondos a la biblioteca y éste es uno de los que me llamó la atención y anoté la obra para adquirirla. En noviembre fui a la librería con una lista de libros y cuando la dependienta vio El bolígrafo de gel verde me dice:
- ¿Esto qué es? Este no lo tengo. En tu pueblo te piden cada cosa más rara...
Cuando en enero volví a la misma librería a comprar libros y vi una pila con un montón bien grande de El bolígrafo de gel verde, además de comprar uno, sin saber porqué, me dio cierta alegría y le dije a la dependienta:
- Mira, El bolígrafo de gel verde, hace poco más de dos meses no lo conocíamos y ahora lo tienes ahí un buen montón.
Ella me dijo que se estaba vendiendo mucho y que estaba gustando bastante y yo me lo puse entre mis prioridades para poder leerlo una vez hubiese terminado lo que tenía en ese momento.

1 comentarios:

Anónimo dijo...

Vengo a decir que sigo vivo, pero sobre todo en busca de recomendaciones para la Feria del Libro. Tengo tantos libros sin leer que por un lado no quiero ir, pero como me conozco...

Un abrazo de Tawaki

Publicar un comentario

La razón de ser de este blog es vuestra opinión.
Muchas gracias por vuestros comentarios