El silencio de los corderos - Jonathan Demme

Título: El silencio de los corderos
Título original: The silence of the lambs
Director:
Jonathan Demme

Intérpretes: Jodie Foster (Clarice Starling), Anthony Hopkins Hannibal Lecter), Scott Glenn (Jack Crawford), Ted Levine (Jame Gumb, "Buffalo Bill", Anthony Heald (Dr. Frederick Chilton), Diane Baker Senadora Ruth Martin, Brooke Smith (Catherine Martin), Tracey Walter, Kasi Lemmons (Ardelia Mapp), Chris Isaak, Charles Napier, Roger Corman, Frankie Faison, Paul Lazar
Guión: Ted Tally ; basado en la novela de Thomas Harris
Música: Howard Shore
Fotografía: Tak Fujimoto
Productora: Orion Pictures
Género: Thriller
Nacionalidad:
EE.UU.
Año de realización:
1991
Duración: 1h. 58 min.

5 Oscars: Mejor película, director, actor (Hopkins), actriz (Foster), guión adaptado (Ted Tally)

Sinopsis:


Un psicópata conocido como Buffalo Bill está secuestrando a sesinando a jóvenes mujeres por todo el medio oeste de Estados Unidos. Teniendo en cuenta que si conoces a uno uedes conocer al resto, el F.B.I envía a la Agente Clarice Starling (Foster) a entrevistar a un prisionero demente que quizás pueda proporcionar una visión psicológica de la mente del asesino y pistas sobre sus acciones. El prisionero es el psiquiatra Dr. Hannibal Lecter (Hopkins), conocido como Hannibal el Caníbal, un brillante asesino caníbal que únicamente se comprometerá a ayudar a Starling si ella alimenta su curiosidad con detalles sobre su propia vida. Esta retorcida relación obliga a Starling no sólo a enfrentarse con sus propios demonios psicológicos, sino que además le llevará a enfrentarse cara a cara con un asesino atroz y demente, la encarnación de una maldad tan poderosa como nunca antes había conocido.

Trailer El silencio de los corderos:




Creo que no exagero si califico El silencio de los corderos como el thriller de los años 90. 20 años después, y a pesar de su éxito, todavía sigue siendo una película de culto para muchos cinéfilos.

Una característica del cine de la década de los 90 es la serie de personajes cinematográficos que han pasado a la historia del cine -Vivian Ward, Thelma Dickinson, Louise Sawyer, Catherin Tramell, Oscar Schindler, Forrest Gump, William Wallace, Jack Dawson... y cómo no, Hannibal Lecter, personaje al que pocos no incluirían dentro del top five de ésta década-.

Hopkins y Lecter tienen mucho que agradecerse mutuamente, el primero porque aún habiendo sido un inmenso actor, es Hannibal Lecter el que lo consagró, por contra, un Hannibal Lecter interpretado por otro actor que no sea Hopkins, no es un Hannibal Lecter como Dios manda, no creo que haya nadie capaz de superarlo.

No conozco un personaje que interviniendo tan poco en una película -el total de su aparición es de 16 minutos- y la haya llenado tanto como Anthony Hopkins con su Hannibal Lecter.

Pero El silencio de los corderos no es sólamente Hannibal Lecter, todas las interpretaciones rayan a gran altura -espectacular Jodie Foster como Clarice Starling- incluidas las de los personajes secundarios, así como la impecable realización de Demme.

Imprescindible



" ¿Han dejado ya de llorar los corderos, Clarice? "

3 comentarios:

Manderly dijo...

Pues sí: imprescindible.
Desconcía el tiempo que aparece Hopkins en pantalla. Aparece poco pero nos pone los pelos de punta.
'El silencio de los corderos' es una de las poquísimas películas que se ha llevado a casa los cinco premios oscar llamados principales: película, director, actriz y actor principales y guión (adaptado).
Una de las mejores películas del cine.
Saludos.

Tawaki dijo...

Hopkins se come a cualquiera en una película. Como actor, quiero decir. Recuerdo haberla visto en el cine y me gustó mucho. Luego leía alguna crítica que no la ponía tan bien, pero yo me lo pasé muy bien.

Elena LoveMuse dijo...

Estoy de acuerdo, es verdaderamente imprescindible.
En mi opinión si no fuese por un Hannibal Lecter interpretado por Hopkins esta película no sería lo que es.

Publicar un comentario

La razón de ser de este blog es vuestra opinión.
Muchas gracias por vuestros comentarios