Con faldas y a lo loco - Billy Wilder

Título: Con faldas y a lo loco
Título original: Some Like It Hot
Latinoamérica: Una Eva y dos Adanes (en algunos países)
Director: Billy Wilder
Intérpretes: Marilyn Monroe (Sugar Kane Kowalczyk), Tony Curtis (Joe), Jack Lemmon (Jerry), George Raft (Spats Colombo), Pat O'Brien (Det. Mulligan), Joe E. Brown (Osgood Fielding III), Nehemiah Persoff (Little Bonaparte), Joan Shawlee (Sweet Sue), Billy Gray (Sig Poliakoff), George E. Stone (Toothpick Charlie), Dave Barry (Beinstock), Mike Mazurki (Spats' Henchman), Harry Wilson (Spats' Henchman), Beverly Wills (Dolores), Barbara Drew (Nellie), Edward G. Robinson Jr (Johnny Paradise)
Guión: Billy Wilder, I.A.L. Diamond (Historia: Robert Thoeren, Michael Logan)
Música: Adolph Deutsch
Fotografía:  Charles Lang
Productora: United Artists / Ashton Productions / The Mirisch Corporation
Género: Comedia romántica
Nacionalidad:
EE.UU.
Año de realización:
1959
Duración: 2h

Sinopsis:

 Los músicos Joe (Tony Curtis) y Jerry (Jack Lemmon) presencian «la masacre de San Valentín» en el Chicago de 1929. Siendo ahora testigos de un asesinato cometido por unos mafiosos, ambos amigos no tienen más alternativa que disfrazarse de mujeres e ingresar en una banda de música femenina. Lo que no imaginan es que Joe se enamorará de la cantante (Marilyn Monroe), que no tiene idea de nada.


Trailer de Con faldas y a lo loco:



Chicago. 1929. Ley seca. Los gansters hacen del tráfico de alcohol su negocio principal. Las fiestas clandestinas en las que se vende alcohol son frecuentes y en una de ellas, en la que se produce una redada, se encuentran tocando dos músicos -Jerry y Joe- que se ganan la vida malviviendo de local en local.
Mientras llenan el depósito de un coche presencian un ajuste de cuentas entre mafiosos, a partir de ese momento como "testigos molestos" de un crimen saben que tienen que huir pues son carne de cañón de "botines" Colombo.

Aprovechando las vacantes de dos músicos en una orquesta femenina se disfrazan de señoritas y suben a un tren destino Florida donde la orquesta realizará una gira. En el viaje conocen a Sugar Kane -Marilyn Monroe- a la que salvan de perder su empleo, por lo que muy pronto harán amistad...y lo que surja...porque por mucho disfraz de mujer que uno lleve, no debe ser fácil olvidar la condición de hombre cuando tienes a una chica como Sugar Kane al lado.

I wanna be loved by you:



Al llegar a Florida, ambas o ambos -según se mire- son objeto de deseo de varios hombres, mientras que ellos, a su vez, tratan de seducir a Sugar. A partir de ese momento cada uno de los personajes tratará de jugar sus bazas.

Creo que al afirmar que son muchos los que piensan que estamos ante la mejor comedia de todos los tiempos es suficiente motivo como para que los pocos que aún no hayan visto esta película lo hagan. Exenta de la acidez que definen a otras comedias de Wilder, delirante, divertidísima, ingeniosos y brillantes diálogos, e inolvidables interpretaciones -a pesar de lo complicado que fue con Marilyn Monroe, que olvidaba los diálogos con frecuencia. Wilder cuida todos los detalles, como parodia del cine de gánsters, género en el que el actor George Raft (Scarface, el terror del hampa, 1932) tuvo una destacada presencia, aquí interpreta al temible Spats Columbo.

La relación durante el rodaje entre T. Curtis y M. Monroe no fue nada buena, hasta tal punto que se rumorea que Tony Curtis comentó que «besar a Marilyn Monroe es peor que besar a Hitler». En 2001, algo más de cuarenta años después, negó haberlo dicho. En referencia al conflictivo carácter de Marilyn, Wilder dijo: "Cuando acababas con Marilyn, aunque habías llegado a las cuarenta tomas y habías aguantado sus retrasos, te encontrabas con algo único e inimitable".

El filme supuso la primera colaboración de Wilder con dos profesionales que se convertirían en habituales en sus siguientes proyectos: el guinista I.A.L. Diamond, autor de la célebre frase final y el excepcional Jack Lemmon, que protagonizaría siete películas más del director vienés.

Personajes secundarios impagables como los dos hombres que tratan de ligar con "ellas". Fielding, el millonario juerguista y ese botones que le tira los trastos a todo lo que se mueve.

De las que hay que ver y guardar para luego volver a ver. De las imprescindibles dentro de la historia del cine. 
 

"-¿Toca usted asuntos de bolsa?
-No, toco el ukelele y canto
 ---------------------
- Me he prometido
- Enhorabuena, ¿Y quién es ella?
- Ella soy yo 
---------------------------
- Le olvidarás, Sugar
- No podré, no comprendes que en todas partes hay estaciones de gasolina Shell"
----------------------------

-BUENO, NADIE ES PERFECTO




Escena final de Con faldas y a lo loco (solo para quien haya visto la película)



3 comentarios:

Manderly dijo...

Soy de las que cree que es la mejor comedia de Wilder y sin dudarlo ni un momento, creo que es donde Marilyn está más atractiva en este tierno personaje de Sugar.
Ni qué decir que Lemmon se le ve muy cómodo y pasándoselo bien (algo que no le ocurre a Curtis).
Algo típico de Wilder es ese doble sentido de las frases, algo que me encanta. Y aquí hay muchas que lograron pasar bajo los ojos de la censura.
Saludos.

Tawaki dijo...

¿La mejor de Wilder? Yo también lo creo. Una película inteligente y divertida donde las haya. Te recomiendo el libro titulado Nadie es perfecto, en el que se cuentan muchos detalles de los rodajes de este director genial.

Parece que este ordenador sí que me permite dejar comentarios. Ya era hora!!

Antero dijo...

Como vosotros, también pienso que es la mejor comedia de Wilder. Lo de Curtis con Marilyn no fue feelling precisamente.

Tomo nota del libro que me dices, ya que estoy viendo todas sus películas será genial descubrir detalles de como fueron los rodajes

Saludos

Publicar un comentario

La razón de ser de este blog es vuestra opinión.
Muchas gracias por vuestros comentarios