Beatriz Galindo, La Latina - Almudena de Arteaga

Título: Beatriz Galindo, La Latina: maestra de reinas
Autora: Almudena de Arteaga
Editorial: EDAF
Género: Ensayo, Biografía
Año de publicación: 2007
242 págs.

Premio Algaba 2007

Sinopsis:

Beatriz Galindo fue la primera mujer conocida que se dedicó a la docencia en España.

Nacida en Salamanca, oriunda de una familia de humildes hidalgos que vivía a pasos contados de las bulliciosas aulas del alma máter salmanticense, vivió su infancia y primera juventud en esta ciudad, impregnándose del espíritu universitario que había convertido su Estudio General en referencia del saber humanista de finales del siglo XV. Entre escolares y maestros alimentó su afán por aprender y enseñar. Desafiando su condición de mujer, y con tan solo dieciséis años, en un mundo acotado por hombres, consiguió el reconocimiento de sus insignes contemporáneos por su excelsa instrucción en la lengua del Lacio y que su gloria llegara a oídos de los Reyes Católicos.

Maestra de Isabel la Católica al principio, y de sus hijas posteriormente, compartió con la reina los veinte postreros años de su vida en la familiaridad de su despacho y aposentos.


El destino y la previsión dinástica quiso que el futuro de una buena parte de Europa pasara por la vida de sus cinco alumnas más próximas, la reina y sus cuatro hijas: Isabel de Castilla, casada con Fernando de Aragón; doña Juana, casada con Felipe el Hermoso; Catalina de Aragón, casada sucesivamente con Arturo, Príncipe de Gales, y Enrique VIII de la casa Tudor de Inglaterra, e Isabel y María, casadas con Manuel I de Portugal.


Beatriz, conocida ya con el respetuoso apelativo de La Latina, contrajo matrimonio, según el deseo real, con uno de los grandes héroes del final de la Reconquista: Francisco Ramírez de Madrid, el Artillero. A su muerte dejó descendencia y fundaciones suficientes como para que su memoria perdure —en Madrid se honra con su nombre al céntrico barrio donde se asentó—, a pesar de las trabas que el fuego, los saqueos de la Guerra Civil y el tiempo han puesto para esta investigación

Una mujer: Beatriz Galindo, hasta el momento y mientras no se demuestre lo contrario, la primera maestra (mujer) reconocida, pese a no tener un sueldo asignado como tal, recibió muchos favores de la reina y "alumna" suya, Isabel La Católica.

Almudena de Arteaga nos traslada a la época en la que Isabel La Católica accede al trono y Beatriz Galindo comienza a ejercer como maestra suya de Latín; a continuación veremos cuales fueron los últimos pasos de la reconquista española, en la cual, el que fuera su esposo, Francisco Ramírez de Madrid, el artillero, jugó un destacado papel, finalmente desvelará en que invirtió Beatriz Galindo buena parte de su hacienda poco antes de morir.

Con un estilo directo, ameno y sencillo, pero a la vez riguroso y magníficamente documentado, Almudena de Arteaga rescata del olvido a un personaje que fue maestra de Isabel La Católica y de sus cuatro hijas en una época en el que la docencia era un privilegio exclusivo para hombres. Un libro esencial para conocer a Beatriz Galindo, la Latina, una mujer excepcional de su época, un buen libro para recordar aspectos interesantes de una parte de nuestra historia más confusa.

3 comentarios:

Tawaki dijo...

Cuanto más aprendo, menos sé. Siempre es un gusto venir por aquí, aunque sea para darme cuenta de mi ignorancia en tantas y tantas cosas.

Un abrazo.

manuel-tuccitano dijo...

bueno, bueno...había oido habalr de esta mujer, lo que no sabí es que existía esta biografía...saludos y gracias.

Antero dijo...

Tawaki, es un libro bastante interesante y muy bien documentado, además muy útil para conocer aspectos poco corrientes de la época de Los Reyes Católicos

Manuel, la biografía es bastante completa.

Comentar que el pasado martes, tuvimos un encuentro de Clubes de lectura de la Provincia de Albacete en la cual, la autora de este libro, Almudena de Arteaga dio una conferencia bajo el título Mujeres del Renacimiento en la Literatura, centrándose en Juana La Beltraneja, Beatriz Galindo, Catalina de Aragón y La princesa de Éboli, contó hechos curiosísimos de la época con un lenguaje muy llano. Estuvo genial

Publicar un comentario

La razón de ser de este blog es vuestra opinión.
Muchas gracias por vuestros comentarios