Aqui un amigo - Billy Wilder

Título: Aquí un amigo
Título original:
Buddy Buddy; en Argentina le pusieron por título Compadres
Director: Billy Wilder

Intérpretes: Jack Lemmon (Victor Clooney), Walter Matthau (Trabucco), Paula Prentiss (Celia Clooney), Klaus Kinski (Dr. Zuckerprot), Dana Elcar (Capitán Hubris), Miles Chaplin (Eddie, el botones), Michael Ensign, Joan Shwalce, Fil Formicula (Rudy Gambola), C.J. Hunt, Bette Raya, Ronnic Sperling
Guión: Billy Wilder y I.A.L. Diamond (Obra: Francis Veber)
Música: Lalo Schifrin
Fotografía: Harry Stradlin Jr.
Productora: Metro Goldwyn-Mayer
Género: Comedia
Nacionalidad:
EE.UU.
Año de realización:
1981
Duración: 1h. 36 min.


Recomendada para todos los públicos


Sinopsis:

Trabucco es un asesino a sueldo contratado para liquidar a los tres testigos claves en el juicio contra un capo mafioso. Consigue su objetivo con dos de ellos, pero la cosa se complica con el tercero, Rudy “Disco” Gambola, fuertemente custodiado por la policía.

Instalado en una habitación de un hotel frontero a los juzgados, Trabucco espera la llegada de Gambola para, a la manera de un francotirador, acabar con él. Pero su vecino de habitación, Victor Clooney, a quien su mujer ha abandonado por un famoso sexólogo, el doctor Zuckerprot, pone en peligro su misión cuando intenta vanamente suicidarse.

Así comienza Aquí un amigo:




Tres años después de la brillantísima Fedora, Billy Wilder puso punto y final a su extraordinaria carrera como director con Buddy Buddy, llamada en nuestro país Aquí un amigo, un remake de “El embrollón” (1973), película francesa y que sirvió como despedida de sus dos grandes actores, esa maravillosa pareja Jack Lemmon - Walter Matthau.

W. Matthau interpreta a Trabucco, un asesino a sueldo que se deshace con facilidad de los dos primeros testigos pero que comienza a tener serios problemas para acabar con el tercer y último, en parte, de forma involuntaria, por culpa de un desolado Victor Clooney (Jack Lemmon) que no termina de asimilar que su ex-mujer Celia (Paula Prentiss) lo dejara por otro.

El poco éxito de crítica y público de la película hizo que Wilder abandonara la dirección cinematográfica. Sería engañarnos si pensamos que estamos ante otra obra maestra de este gran director, pero Buddy Buddy es una buena comedia con situaciones disparatadas. Circulan por la pantalla una serie depersonajes caricaturescos que rozan al absurdo como la limpiadora del hotel, los hippies que van a dar a luz, el propio doctor Zuckerprot (Klaus Kinski) o los policías encargados de vigilar al tercer testigo.

- Matthau: Mujeres... ¿Quién las comprende? Una vez conocí a un tipo que tuvo dos infartos, así que le pusieron uno de esos chismes... un... marcapasos. Pues, bueno, su mujer se divorció de él porque decía que el aparatito interfería la imagen del televisor.
-Lemmon: ¿Tiene usted cerillas?
-Matthau: Sí. Aquí tiene. ¿Para qué las quiere?
-Lemmon: Voy a suicidarme.
- Matthau: ¡¿Otra vez?!


-Matthau: Que manía tiene usted con los lavabos, o está vomitando o está intentando suicidarse

1 comentarios:

Tawaki dijo...

Es, como dies, una película un poco menor, pero me encanta. No sé cuántas veces la habré visto. Muy recomendable, com toda la filmografía de Wilder. Hay un libro llamado Nadie es perfecto en el que se cuentan multitud de anécdotas de sus películas.

Un abrazo.

Publicar un comentario

La razón de ser de este blog es vuestra opinión.
Muchas gracias por vuestros comentarios